Friday, December 23, 2016

RIP LEE PRYOR, Blues en el ADN

Richard 'Rip Lee' Pryor sigue los pasos de su padre mientras recorre su propio camino
A veces, para apreciar verdaderamente el presente, uno tiene que entender el pasado. Para el músico de Carbondale, Illinois, Richard "RIP LEE" PRYOR, su biografía contiene tres capítulos principales: una infancia envuelta en el blues rítmico, una vida adulta centrada en el éxito profesional y un segundo contrato de vida cuando todo empezó a hacer clic.

Nacido en Chicago en 1958, hijo del renombrado armonicista Snooky Pryor, Rip emuló a su padre cada vez que tenía ocasión, desde muy  temprana edad.

"Estaba fascinado con lo que hizo mi papá", dijo Pryor. "Sólo intenté imitar sus discos."

Recogiendo las viejas armónicas de su papá y jugando junto con los discos, Pryor podía sentir el ritmo que fluía a través de sus venas. Los blues estaban incorporados a su ADN, y un futuro en la música parecía inevitable. Cuando Pryor cumplió 10 años, su familia se mudó de la ciudad, plantando raíces en el estado en el condado de Pulaski. Años pasados. Y, habiéndose instalado en el sur de Illinois, su padre se alejó de la música.

En 1994, sin embargo, Pryor, ahora en sus mediados de los años 30, persuadió a su papá para dar un paso detrás en la silla de montar. Pryor había comenzado a construir una reputación propia, tocando por toda la región, y su padre recogió sus instrumentos una vez más para tocar junto a su hijo.

En los años siguientes, el dúo padre-hijo grabó un álbum, "Mind Your Own Business", y recorrió Japón. Pryor se sentía en la cima del mundo.

"Ese fue mi punto culminante tocando con él", dice.

La diversión continuó por un tiempo, y los dos grabaron un segundo álbum, "Pitch a Boogie Woogie". Pero, como dicen, nada perfecto puede durar para siempre.

A medida que avanzaba el nuevo milenio, Pryor decidió tomar un descanso del negocio de la música. La música, que había desempeñado un papel tan instrumental en su educación y la vida adulta temprana, pasaría a segundo plano algún tiempo.

En 1979, Pryor había comenzado a trabajar como carpintero en la Southern Illinois University y decidió concentrarse más en su carrera y planificar su retiro. Habría mucho tiempo para la música una vez que llegara ese día, se dijo.

"Sólo quería terminar mi trabajo diurno", dice. "Lo iba a recoger cuando me retiré. Ese era el plan de todos modos".

En agosto de 2008, la universidad honró a Pryor ya otros 133 jubilados con una recepción especial. El mundo laboral estaba en el espejo retrovisor de Pryor, y el camino estaba abierto. Pryor, sin embargo, no se apegó a la hoja de ruta original de la vida. En lugar de volver a la escena musical como se había prometido a sí mismo, Pryor se volvió al juego, que consumiría su vida durante los próximos dos años, manteniéndolo alejado de la maquinación de la producción musical.

Entonces, un día, en un instante, todo cambió.

"Tuve un rudo despertar en la vida", dijo, "y eso fue el gran C."

El cáncer golpeó en mayo de 2010, cuando Pryor fue diagnosticado con Mieloma Múltiple, una forma de cáncer de médula ósea. El diagnóstico sorprendió a Pryor y le hizo reconsiderar su vida.

"No sabía si iba a conseguirlo", dijo. "Pero pensé: 'Voy a tocar porque ahí estuvo siempre mi corazón, y eso es lo que quiero hacer".

A principios del año siguiente, Pryor entró en la remisión. Libre de la enfermedad, mantuvo su promesa esta vez y reservó su primer concierto en varios años en The Underground en Carbondale. Tocando sólo un corto set de 45 minutos, Pryor volvió a la escena, pero con su salud aún en recuperación, sabía que tenía que tomarlo con calma. Pero pronto recuperó su resistencia normal y volvió a los conjuntos completos del cabeza e cartel.

Y no sólo en el sur de Illinois. Las tecnologías modernas permitieron a Pryor oportunidades que su padre, que murió en 2006, nunca tuvo. Las conversaciones de Facebook se convirtieron en una aventura musical, ya que Pryor completó tres giras de América del Sur de 2011 a 2013. También se aventuró a Suiza, donde regresó a finales de 2014.


Cuando no se encuentra en todo el mundo, Pryor generalmente se puede encontrar en algún lugar del sur de Illinois. "Las bodegas y lugares de la región ofrecen una mezcla ecléctica para un artista de blues y crean un ambiente especial para el área", nos dice. Donde quiera que vaya, Pryor entretiene audiencias de todo tipo. No es difícil imaginar que hay una audiencia de uno mirando desde arriba, un padre orgulloso de su hijo. Y, para el hijo, es un honor mantener vivo el legado del padre.

"Para mí, es sólo seguir la tradición", dice Pryor. "Toco mucho su estilo, por lo que lo mantengo vivo sin duda".

Ahora que Pryor ha vuelto a conectar con sus raíces musicales, el siguiente capítulo de la historia de su vida sigue siendo un misterio. Pregúntele, y él dirá que sólo quiere seguir entreteniendo a la gente dondequiera que los vientos de su viaje lo lleven.

"Tengo un segundo contrato de vida, y estoy feliz de poder hacerlo", dijo. "Me siento bien haciéndolo, y me hace sentir bien tener a alguien disfrutar de lo que hago y haciéndoles felices con ello. Ése es el combustible que me mantiene vivo y en forma".

(Life & Style In Illinois, 2015)


Thursday, December 15, 2016

(Una especie de) Resúmen del Año

Bueno, esos balances que de buen grado hacemos cuando parece que la cosa ha ido razonablemente bien. En lo que a conciertos se refiere, al menos en Madrid, por una vez no tenemos queja. Mr Sipp, Guitar Lightnin' Lee, Rev. KM Williams, John Primer, Wallace Coleman, Lazy Lester, Lurrie Bell, Birdlegg, Corey Harris, Robert Lee Coleman, Alabama Slim y Robert Finley. Al menos la mitad de ellos no nos importaría que volvieran por aquí el año que viene, ¿verdad?
Hemos puesto doce porque doce son los meses, y doce los compases (con permiso de Hooker y de algunos más), pero en realidad han sido más los bluesmen que nos han visitado este año, lo único que quizas los dos o tres que faltan ya no nos entusiasman tánto (Lucky Peterson, etc). Pero OK el "sweet sixteen" año. Bien está lo que (ya casi casi) bien acaba. Cualquiera diría que hasta "vuelve el Blues" y todo...

Para los que se perdieron alguno, aquí tienen los oportunos comprimidos YouTube:

Mr SIPP (Marzo)
GUITAR LIGHTNIN' LEE (Marzo)
Rev. KM WILLIAMS (Mayo)
JOHN PRIMER (Mayo)
WALLACE COLEMAN (Mayo-Junio)
LAZY LESTER (Julio)
LURRIE BELL (Julio)
BIRDLEGG (Agosto)
COREY HARRIS (Noviembre)
ROBERT LEE COLEMAN (Noviembre)
ALABAMA SLIM (Noviembre)
ROBERT FINLEY (Noviembre)

SÓLO BLUES, la revista

Reverend KM Williams, Cedric Burnside, Jontavious Willis y otros grandes del Blues tradicional actual; Memphis Minnie y los hermanos McCoy; la afinación abierta Open G (la que utilizaban prioritariamente Son House, Robert Johnson, Muddy Waters, John Lee Hooker, R.L. Burnside y muchos otros) explicada en detalle y con muchos ejemplos en tablatura; los primeros Blues; los más recomendables discos y libros recientes; los entrebastidores del Blues en directo, y aún algunas cosas más, en el nuevo número de la revista SOLO BLUES, que estará disponible en papel + CD y en PDF en febrero 2017. Más detalles muy pronto.

https://www.facebook.com/soloblues30/

Wednesday, November 30, 2016

Blues en España, hace 30 años

Tirando de hemeroteca. Una crónica que enviamos a la revista Living Blues allá por 1986, y que se publicó en otoño en el nº 70, trazando una panorámica bastante amplia (más de seis meses) de las actividades relacionadas con esta música en nuestro país. Muchas, muchas cosas parece que pasaron en relativamente poco tiempo (hasta dedicamos unas líneas a algún que otro músico hispano, para que no se diga). Entre otras...



- Julian Vaughn, antiguo baterista de Albert King y Johnny Copeland, se echó novia y se quedó a vivir en Barcelona.
- Se publicaron la traducción de "The Arrival of B.B. King" de Charles Sawyer y "El Jazz A Catalunya" de Alfredo Papo.
- Tiene lugar uno de los primeros, si no el primer evento municipal dedicado a este género, "Días de Blues en Alcobendas" en la Casa de la Juventud correspondiente.
- Buddy Guy y Junior Wells tocan en Madrid (juntos en España por primera vez).
- En marzo del '86, James Son Thomas, Jessie Mae Hemphill, Hezekiah and the Houserockers (la única vez que se ha visto en España a ¡tres! artistas de Mississippi en un mismo festival) y el gran Memphis Slim en Tarrasa, todo ello ¡la misma noche!.
- En Abril, la banda de Jimmy Johnson aparece en TVE-2 y TV-3, además de algún concierto en Cataluña.
- En Julio tiene lugar el primer festival de Blues en España (Alicante), también uno de los mejores si no el mejor que se ha hecho nunca en suelo patrio (Buddy & Junior, Gatemouth Brown y Johnny Copeland). Como suele ocurrir en nuestro pais bastante a menudo en estos casos, y a pesar de ser un éxito de público y crítica, no tuvo continuidad.
- En Diciembre, gira del Chicago Blues Festival '86 (Eddie Burns, Little Joe Blue, Billy Branch y compañía), en el San Juan Evangelista de Madrid, por ejemplo. 

Bueno, por ahí iban los tiros en aquellos años 80, mediados. No estableceremos comparaciones ni paralelismos con el panorama actual, que hoy nos hemos levantado de buen humor y nos gustaría seguir así.
-Jay Bee Rodríguez

 

 

Wednesday, November 23, 2016

Discoteca Básica: lo mejor de T-Bone

Hablando del maestro por antonomasia de todos los guitarristas eléctricos que vinieron después (con permiso de su paisano y amigo Charlie Christian, naturalmente) parece éste tan buen momento como otro cualquiera para recordar que Aaron Thibeaux 'T-Bone' Walker (1910-1975) fue también, y antes que nada, un insuperable cantante de Blues, y también que su estilo, el sonido de sus bandas en los discos clásicos (donde no faltan tampoco instrumentistas y sidemen de primera magnitud, como Lloyd Glenn, Teddy Buckner o Jack McVea) habría de quedar como un modelo de elegancia, aún en una época ya característica por eso precisamente, ¡y no sólo en la vestimente y la puesta en escena, desde luego! Pero, naturalmente, cuando suena esa guitarra son sin duda palabras mayores. Pocas, muy pocas, hay tan inmediatamente reconocibles y a la vez dotadas de tal elocuencia y sutileza. Nadie, se diría, hizo jamás tánto con sólo una inmutable escala pentatónica en primera posición y un par de acordes de novena.
La carrera discográfica de T-Bone, que abarca más de cuatro décadas, podemos dividirla en tres etapas bien diferenciadas. Anotamos, junto a las fechas, las referencias en CD (no solamente las más recomendables, sino sobretodo las más fácilmente localizables).


1929
Sesión campestre, bajo el pseudónimo de Oak-Cliff T-Bone, con guitarra acústica aún y bajo la estela de su admirado Blind Lemon Jefferson. Solamente dos temas, incluidos (siempre un poco a trasmano, porque nada tienen que ver con el sonido y el estilo que le caracterizan) en diversas recopilaciones. En esta antología es, por ejemplo, donde no desentonan en absoluto:
 - Texas Blues 1927-1935 (Document CD, 1993), con temas de Coley Jones, Little Hat Jones, Willie Reed y Bo Jones también.

1941-1956
La época clásica, sin duda la indispensable, que a su vez a efectos discográficos dividiríamos en tres:
a) Capitol - Black & White, 1942-49
  - The Complete 1949 Black & White Recordings (doble CD Birdland, 2003) o bien
  - The Complete Capitol/Black & White Recordings (triple CD Capitol, con tomas alternativas), descatalogado -uno de los primeros digipack de cartón que salieron, por cierto.


b) Imperial, 1950-54
  - The Complete Imperial Recordings 1950-1954 (doble CD, 1991). Todavía fácilmente encontrable, y absolutamente indispensable en cualquier colección de Blues por breve que sea.



c) Atlantic, 1955-56
   - T-Bone Blues (CD Atlantic), con Junior Wells entre otros. Éste podría considerarse, en realidad, un disco de transición, pero dada su indudable calidad y la proximidad en el tiempo, podemos asociarlo a su mejor época también.


1962-1975
Los últimos años. Tras el paréntesis de sequía consecuencia de la moda del Rock'n'Roll, T-Bone, como muchos otros bluesmen también, ha de cambiar de público: primero en Europa (American Folk Blues Festival) y luego también en su propia tierra (grabaciones Bluesway y Polydor, entre otras). Entre las grabaciones de esta última época, la más lograda es probablemente la sesión Black & Blue francesa de noviembre de 1968, junto al gran tenor Hal Singer:
  - I Want A Little Girl (Delmark CD), edición americana
  - Feelin' The Blues (Black & Blue), edición francesa



Hay diversas ediciones que seleccionan básicamente material del período clásico. Por ejemplo, el reciente doble CD Jasmine "Get These Blues Off Me" (2015), con temas de Imperial y Atlantic, o el mucho más antiguo y demasiado breve CD Rhino "Blues Masters" (16 temas). Y, también hay, naturalmente, intentos de integrales, por ejemplo el cuádruple "The Original Source" (Proper), que a pesar de su libreto de 44 págs y su asequible precio, comete de entrada dos pecados: citar a un tal Eric Clapton ya en la contraportada, y colorear infamemente esa maravillosa foto. Las mejores integrales, definitivas, digamos, son las citadas ya, y también la caja Mosaic "The Complete Recordings 1940-1954" (¡9 LPs o 6 CDs!), hoy por desgracia más bien inencontrable o a precio mucho más que desproporcionado.



VINILOS
Una mención, por último, para algunas de las mejores ediciones en vinilo. La mayoría de ellos aún son localizables, si bien en muy variable estado de conservación, obviamente. Por razones quizá sentimentales también, pero sobretodo estéticas, pueden por mí seguir inventando nuevos formatos donde escuchar la música, que no pienso deshacerme de éstos maravillosos cartones lo que se dice ¡jamás! XD
-Jay Bee Rodríguez



Tuesday, November 22, 2016

Piano del Sur Profundo

Una antología triple-CD que más o menos complementa al libro homónimo de Karl Gert Zur Heide, "Deep South Piano - The History of Little Brother Montgomery", y de hecho se trata de grabaciones caseras realizadas por el autor entre 1968 y 1972 mientras investigaba para ese libro. Por supuesto, el gran protagonista aquí es 'Hermanito' Montgomery, uno de los patriarcas del piano de Blues de todos los tiempos, tanto pre- como post-war, pero el resto de los participantes no desmerecen tampoco, casi un line-up de lo mejorcito, la primera división: Sunnyland Slim, Lafayette Leake, Roosevelt Sykes, Toots Washington, y los mucho menos conocidos pero muy interesantes Joe Montgomery, Sweet Williams, Gus Perryman y Simon Frazier. El comienzo de la antología no podría ser más contundente, con esa sesión de Little Brother junto a Big Walter Horton. Libreto de 20 páginas para esta sorprendente, fascinante colección.